null

La madera también la clasificamos según la región biogeográfica de donde procede

En la tierra existen diferentes zonas ecológicas como son:

  • Casquillos Polares: el Ártico y el Antártico
  • La tundra
  • Los bosques de coníferas
  • Los bosques de frondosas o templados
  • Los bosques tropicales
  • Prados y sabanas
  • Y desiertos

Bosques de coníferas

Los bosques de coníferas se sitúan hacia Norte-América, Europa y Asia. La temperatura media anual no supera los 0ºC. En verano están a más de 30ºC y en inverno a menos de -30°C. Las lluvias no sobrepasan los 500 mm anuales.

Estas zonas son de hoja perenne, se mantienen verdes durante todo al año. El tipo de hoja es más pequeña y gruesa que la de los árboles de hoja caduca, con forma de aguja y tienen una superficie menor que impide que las perjudique la evaporación provocada por los vientos secos. Aunque las hojas no viven mucho tiempo, caen en pequeñas cantidades y además son rápidamente sustituidas. Debido a ello, las coníferas nunca muestran sus troncos y sus ramas desnudas, y tienen casi el mismo aspecto durante todo el año.

La mayoría de bosques fríos están formados por coníferas.

Los bosques de coníferas son muy valiosos, porque su madera suele ser más blanda que la de los árboles de hoja caduca, lo que permite convertirla en pulpa con mayor facilidad para fabricar papel y otros productos.

Ejemplos de árboles considerados coníferas:

  • Tilo
  • Pino Insignis
  • Abeto blanco
  • Ciprés
  • Encina
  • Pino piñonero
  • Pino negro

Bosques de frondosas o Templados

Estas poblaciones se extienden por el oriente de Norteamérica, por Europa -excepto en la zona mediterránea y en el extremo norte-, y por China.

Los bosques templados también se llaman bosques caducifolios (de hoja caduca).

Estos bosques necesitan precipitaciones abundantes (750-1500 mm por año) pero bien distribuidas durante todo el año.

El clima en las zonas más orientales es de tipo continental, y en las más occidentales se ve suavizado por los vientos de poniente.

El tipo de árbol que podemos encontrar es el de hoja caduca, es decir, aquellos que en invierno y en verano pierden sus hojas.

Ejemplos de árboles considerados frondosos:

  • Roble
  • Haya
  • Fresno
  • Castaño
  • Sicómoro
  • Aliso (o alno)

Bosques tropicales

Se sitúan en la zona del Ecuador, donde las condiciones climáticas -calor y humedad-, varían muy poco durante el año. La temperatura media es de unos 27°C. En los bosques tropicales se diferencian como: tropical húmedo y tropical seco (o abierto).

En los bosques considerados tropicales húmedos, las lluvias normalmente caen en forma de fuertes precipitaciones (2.000 a 4.000 mm cada año). El ambiente húmedo hace pensar que sus árboles crecen con rapidez y abundancia. Pero ocurre todo lo contrario, los bosques tropicales húmedos se regeneran lentamente. Una de las causas es la pobreza del suelo, ya que son muy antiguos y las continuas precipitaciones han hecho imposible que los nutrientes se infiltren en el suelo. Por eso, las raíces de estos árboles son superficiales y extensas, ya que deben buscar los nutrientes a nivel de superficie.

La cantidad de árboles diferentes que podemos encontrar en estos bosques es, aproximadamente, un 60% de las especies mundiales. Esta diversidad biológica se debe a la larga historia evolutiva bajo condiciones climáticas favorables para la vida.

Ejemplos de árboles considerados tropicales:

  • Elondo
  • Iroko
  • Bubinga
  • Sapeli