Secaderos de madera (KD) – Secado artificial

El elemento esencial en el servicio de secado artificial es la instalación. Debe realizarse siempre en lugares cerrados en los que se establecen unas condiciones climáticas diferentes a las condiciones atmosféricas normales.

Mediante ventiladores, se produce un flujo de aire que circula a través de las pilas de madera, con una temperatura y humedad relativa controladas, en función de la especie y el tamaño de la madera que se esté secando en ese momento.

Ejemplo de secado de madera KD.

Cuatro cámaras de secado de madera KD y tratamiento fitosanitario NIMF15 para embalajes y palés.

Esquema del funcionamiento de la cámara.

Motivos por los que se seca la madera

Los motivos principales por los que se seca la madera son:

  • Cuando la madera pierde el agua, su peso disminuye, y esto influye en el coste.

  • Su resistencia mejora en general, excepto en los casos de que se produzca un impacto brusco.

  • Es más resistente a los hongos y a los insectos que podrían atacarla (aunque hay insectos que a pesar de estar la madera seca, también atacan).

  • Si la madera está seca hasta unos niveles de humedad, según la finalidad que se le vaya a dar, aguantará mejor los cambios de humedad que se pueden producir en el medio donde se encuentran.

  • Se mejora el comportamiento de la madera en algunos procesos previos al uso final. Por ejemplo, el cepillado, la contaminación o la aplicación de colas y pinturas.

  • Para algunos procesos de preservación de la madera, es imprescindible que ésta haya tenido un secado previo.

null

En algunos casos la madera puede utilizarse con unos niveles de humedad altos (lo que se llama madera verde), pero en cualquier caso se deben tener en cuenta una serie de especificaciones para conservarla en buen estado.

Ejemplos de utilizaciones de madera verde serían:

  • Valla de jardín
  • Establos
  • Palets para bodegas refrigeradas o en patios exteriores